|Devocional Jóvenes| Condescendencia | 28 de diciembre|AD7Devocional|#SoyAd7|#LecturaAD7|Devoción Matutina|Volando Alto|Una Nueva Versión de Ti 2020

He aquí, vengo; en el rollo del libro está escrito de mi. Salmo 40:7.

Se estima que si viajamos a la velocidad de la luz (300.000 km por segun­do), nos llevaría catorce mil millones de años ir de un extremo al otro del universo. ¿Puedes imaginar al que creó y sostiene tales grandezas tornado en indefenso bebé? ¿Puedes imaginar al que procede “del seno de la aurora” (Sal. 110:3) echado en el muladar del universo? ¿Te preguntas por qué cam­bió el trono por el pesebre? Porque “toda la creación gime” bajo el efecto del pecado (Rom. 8:22).

En respuesta a ese gemido, el Hijo de Dios, el que ha existido por siem­pre, eligió encarnarse (Miq. 5:2). Lo hizo para morir. “Por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para des­truir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo” (Heb. 2:14).

El Hijo de Dios se despojó de sus derechos reales y descendió y condes­ cendió con los pecadores. Esto es lo que perdió:

• Su omnipresencia: Se encerró en un cuerpo de solo 100 trillones de células, y redujo su omnipresencia al alcance de los brazos de un bebé.
• Su omnisciencia: La mente que contiene los archivos del universo y los secretos del futuro vino a la tierra con la memoria en ceros.
• Su omnipotencia: El Todopoderoso se sujetó a un carpintero.
• Su poder sustentador: El que sostiene toda forma de vida llegó a depender de un corazón programado tan solo para un millón de latidos. El sustentador de 40 mil millones de sistemas solares durmió en un pesebre.*

Dios se ha sacrificado. Te regala a su Hijo envuelto en piel humana. Es un regalo de sangre, porque es precisamente sangre pulcra y expiatoria lo que necesitas para salvarte, ya que “sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (Heb. 9:22). “Si queremos estudiar un problema profundo, fijemos nuestra mente en la cosa más maravillosa que jamás sucedió en la tierra o en el cielo: la encarnación del Hijo de Dios” —AFC 27.

*JoAnn Davidson, Guia de estudio de la Bibliapara la escuela sabática: Jonás (Nampa, Idaho: PPPA, 2003), p. 13.

Busca en Facebook el texto de la matutina: https://www.facebook.com/AD7Devocional/

Busca en Instagram el post de la matutina y el versículo diario: https://www.instagram.com/AD7Devocional/

SUSCRIBETE a YouTube, Comparte y Ve nuestros Videos: https://www.youtube.com/channel/UCot9rOunat0CF2sg3DAf98Q?view_as=subscriber

Le damos las gracias a Dios por los videos publicados, todo sea para Su honra y gloria
Le damos las gracias a Conpaz Compuesto por prestarnos su música
El tema utilizado fue: Llamo a Tu Corazón (Playback)
Link: https://youtu.be/Nk6N6RSUn1s
Le damos las gracias a Matheus Rizzo que igual presto su música
Link: https://www.youtube.com/user/rizzomc

Devocional: Volando Alto – Autor: Alfredo Campechano

Devocional de Jóvenes 2020: Una Nueva Versión de Ti 2.0 – Autor: Alejandro Medina Villarreal

Y Gracias a Ti por vernos, un abrazo AD7… Hasta mañana en un próximo matinal.

A %d blogueros les gusta esto: