|Devocional Jóvenes| Bromas pesadas | 31 de marzo | AD7Devocional |#SoyAd7|#LecturaAD7|Devoción Matutina 2020| Una Nueva Versión de Ti 2.0

“Un loco que, en su locura, lanza mortíferas flechas encendidas: ¡eso es el hombre que engaña a su amigo, y luego alega que lo hizo de broma!” (Proverbios 26:18, 19).

Raúl se encontró un día con sus amigos y les contó que se había comprado un coche. Todos lo miraron como no creyendo la noticia, sin embargo, con mucha solemnidad, el chico afirmó que era verdad. A los pocos días, Daniel se enteró de la nueva adquisición de su amigo. Así que se atrevió a pedirle el coche el siguiente fin de semana para salir con unos amigos. Raúl estuvo de acuerdo. ¡Daniel no lo podía creer! Así que se apresuró a hacer los preparativos en lo que se vislumbraba como una experiencia inolvidable. Y vaya que lo fue. El día señalado, Daniel se levantó emocionado y pasó a recoger el flamante automóvil. Rapul ya lo esperaba acompañado de unos amigos. Entonces, sacó un coche de juguete y lo puso en sus manos: “Aquí está el coche que he comprado”. A Daniel se le desfiguró el rostro. Sus planes se habían arruinado. Raúl y sus amigos reían a placer. Todo había sido una broma.

En cierta ocasión escuché a un locutor de radio hacer una broma muy pesada a una mujer acerca de su esposo. La mujer se puso a llorar desconsoladamente sin saber que la conversación estaba saliendo en directo. La situación pareció salirse de control y el locutor no sabía como remediarlo, así que hubo que cortar la conversación.

Hay quienes piensan que es inofensivo gastar bromas pesadas a los demás, pero pocas veces se ponderan los efectos que eso tiene. Dejar en ridículo a otras personas no ha de ser motivo de regocijo. “No hemos de se charlatanes, o chismosos, o cuenteros; no hemos de dar falso testimonio. Dios nos prohíbe ocuparnos en conversaciones frívolas o necias, en hacer chistes o bromas, o en hablar palabras vanas. Tendremos que dar cuenta a Dios de lo que decimos. Seremos llevador a juicio por las palabras que no hacen bien ni al que habla ni al que oye. Hablemos todos palabras que atiendan a la edificación” (Mente, caracter y personalidad, t. 1, p. 122).

No te prestes a gastar bromas pesadas a los demás ni te alegres cuando alguien es dejado en ridículo. No es una actitud cristiana.

Este día pide al Señor que te enseñe a respetar a los demás y a edificar sus vidas.

Busca en Facebook el texto de la matutina: https://www.facebook.com/AD7Devocional/

Busca en Instagram el post de la matutina y el versículo diario: https://www.instagram.com/AD7Devocional/

SUSCRIBETE a YouTube, Comparte y Ve nuestros Videos: https://www.youtube.com/channel/UCot9rOunat0CF2sg3DAf98Q?view_as=subscriber

Le damos las gracias a Dios por los videos publicados, todo sea para Su honra y gloria!

Musica de videos y podcast: Benson

Y Gracias a Ti por vernos, un abrazo AD7… Hasta la próxima

Devocional de Jóvenes 2020: Una Nueva Versión de Ti 2.0 – Autor: Alejandro Medina Villarreal

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020

Lecturas devocionales para Jóvenes 2020

A %d blogueros les gusta esto: