|Devocional de Jóvenes| Él pone y quita reyes | 20 de noviembre | AD7Devocional |#SoyAd7|#LecturaAD7|Devoción Matutina 2020| Una Nueva Versión de Ti 2.0

“Por mí llegan los reyes al trono y los príncipes imparten justicia. Por mí gobiernan los jefes y príncipes, y todos los que rigen con justicia” (Proverbios 8:15, 16).

Ocurrió la noche del 12 de octubre de 539 a.C. El palacio real de Babilonia lucía como nunca. Había sido especialmente adornado para la fiesta del gran rey Belsasar. Poco a poco, comenzaron a llegar los invitados ataviados con sus mejores galas. La música resonaba dentro de los enormes salones del elegante recinto. Las sonrisas, los saludos y la frivolidad que caracterizan estas reuniones se hicieron presentes.

Lo cierto es que esa noche no era muy buen momento para celebrar una fiesta. Nabonido, rey de Babilonia, había provocado una debacle debido a su mala administración; además, había trasladado la sede de su gobierno hacia Tema, en Arabia. Allí se dedicó a adorar a Sin, dios de la Luna, en vez de Marduk, el dios principal de Babilonia. En su lugar, su hijo Belsasar permaneció en Babilonia. Durante un enfrentamiento con Ciro en Opis (a ciento ochenta y cinco kilómetros al norte de Babilonia) Nabonido sufrió la rebelión de su propio pueblo. Finalmente, el 10 de octubre de 539 a.C. se rindió en Sipar (a ochenta kilómetros al norte de Babilonia) sin haber combatido y huyó hacia el sur, a Borsipa. Entonces, en un momento de sumo peligro y con el ejército medopersa a las puertas de la ciudad amenazando la caída del imperio, ¡a Belsasar se le ocurre celebrar una fiesta!

Para colmo, Belsasar ordenó traer los vasos de oro y plata del santuario de Jerusalén para beber tanto él como sus invitados. En ese momento, una mano misteriosa empezó a escribir un escalofriante mensaje en la pared: “MENE, MENE, TEKEL, PARSIN”. El terror se apoderó del monarca y sus invitados. Se acabó la música y la algarabía. ¡Pero nadie podía revelar el significado de las palabras! Una vez más, el profeta Daniel fue requerido para interpretar el enigma y dio el significado: “MENE: Dios ha llamado a cuentas al reino de Su Majestad, y le ha puesto fin. TEKEL: Dios ha pesado a Su Majestad en una balanza, y su peso deja mucho que desear. PARSIN: Dios ha dividido el reino de Su Majestad, y se lo ha dado a los medos y a los persas” (Daniel 5:26-28). Aquella noche llegó a su fin el Imperio neobabilónico.

Dios es el Dueño de este mundo. Él usa a seres humanos para gobernar este mundo. Quien atiende sus consejos, fortalecerá su liderazgo y aprenderá a confiar en sus promesas.

Busca en Facebook el texto de la matutina: https://www.facebook.com/AD7Devocional/

Busca en Instagram el post de la matutina y el versículo diario: https://www.instagram.com/AD7Devocional/

SUSCRIBETE a YouTube, Comparte y Ve nuestros Videos: https://www.youtube.com/channel/UCot9rOunat0CF2sg3DAf98Q?view_as=subscriber

Le damos las gracias a Dios por los videos publicados, todo sea para Su honra y gloria!

Musica de videos y podcast: Benson

Y Gracias a Ti por vernos, un abrazo AD7… Hasta la próxima

Devocional de Jóvenes 2020: Una Nueva Versión de Ti 2.0 – Autor: Alejandro Medina Villarreal

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020

Lecturas devocionales para Jóvenes 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: