|Devocional de Jóvenes| Hasta las canas | 31 de marzo | AD7Devocional |#SoyAd7|#LecturaAD7|Devoción Matutina 2021| Etiquetas Para Reflexionar

“Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo; yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré” (Isa. 46:4).

En cierta ocasión, me tocó acompañar y cuidar a una tía bisabuela que tenía más de noventa años. Llevaba sus años muy bien, se la veía fuerte y estaba completamente lúcida. Siempre la había caracterizado su espíritu alegre y bondadoso, su actividad constante, su dieta saludable, su trabajo en la huerta, su amor a Dios y su servicio a los demás. Sin predicarme muchos sermones, me había enseñado mucho acerca de una vida de temperancia, y su longevidad era testimonio de eso.

Sin embargo, debo confesar que en esa ocasión me pregunté qué sentido tenía llegar a una edad tan avanzada y depender del cuidado de otras personas. Sentía que mi pregunta (aunque interna) era irreverente, y durante todo el día medité en eso. Pero, al despedirme, cuando me abrazó con sus brazos flacos y fuertes, y me sonrió en silencio con esa sonrisa española pícara y amorosa, entendí que hay personas que simplemente con existir son un testimonio enorme de vida, y que brillan aún más cuando ya no pueden hablar, caminar o hacer otras cosas.

Le agradecí a Dios por ese día y supe que mi pregunta había sido muy necesaria para valorar más a los ancianos. Desde ahí, me propuse ser más atenta con ellos.

Años después, me encontré con otra ancianita que, al enterarse de mi apellido, enseguida me preguntó si conocía a María. Efectivamente, María era la tía que había cuidado aquella vez. Y ahora esta mujer me contaba que, cuando era muy jovencita, sus padres no tenían mucho dinero. Un día María le preguntó si podía ayudarla en algo y además le ofreció un vestido. Cuando lo vio, notó que era pequeño y que no le iba a servir, pero su mamá, que era más menudita, podría usarlo. Contenta con el regalo, llegó a su casa y le dijo a su mamá: “A que no sabes qué tengo para ti”. Sorprendidísima, la oyó decir: “Un vestido azul”. ¡Era exactamente eso! Su madre había orado específicamente por eso, y Dios había respondido su oración.

Puede no haber una relación muy estrecha entre los dos relatos, pero Dios definitivamente reforzó mi fe con ambas ancianas, y estoy segura de que tiene muchísimo para enseñarnos por medio de las personas mayores.

Busca un anciano con quien puedas hablar hoy, y proponte interesarte y escuchar de verdad. Seguramente el intercambio será riquísimo.

Busca en Facebook el texto de la matutina: https://www.facebook.com/AD7Devocional/

Busca en Instagram el post de la matutina y el versículo diario: https://www.instagram.com/AD7Devocional/

SUSCRIBETE a YouTube, Comparte y Ve nuestros Videos: https://www.youtube.com/AD7Devocional/

Le damos las gracias a Dios por los videos publicados, todo sea para Su honra y gloria!

Musica de videos y podcast: Benson

Y Gracias a Ti por vernos, un abrazo AD7… Hasta la próxima

Devoción Matutina 2021 / Devocional para Jóvenes 2021
Etiquetas Para Reflexionar de Carolina Ramos – Este libro devocional presenta reflexiones breves pero profundas para cada día, agrupadas en 7 secciones.

Devoción Matutina para Jóvenes 2021 – Lecturas devocionales para Jóvenes 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: